soñar es gratis

de todo un poco..o eso creo!

UNA CARTA PARA EL OLVIDO

Querido Olvido,
te escribo esta carta
desde el fondo de mis desilusiones.

Habíamos hecho un pacto,
y no supiste cumplirlo.

Yo te había regalado un montón de cosas…
regalado…
y tarde me doy cuenta
de que algunas de ésas cosas no tenían precio…
y las perdí.

Recuerdo los momentos de penumbras
en los que te llamé desde mil gargantas
escupiendo mis ofertas…
y no rechazaste ninguna.

Porque me dijiste:
“por cada cosa que quieras olvidar,
yo te garantizo alivio para el alma
y amnesia para la desgracia.”

Y entonces me animé,
pues creí que si decidía olvidar
todas las cosas que me causaban daño
en los dormitorios de mi mente,
entonces podría ser feliz,
¡¡podría disfrutar de mi vida
sin los tormentos del pasado!!

Y estaba tan convencida de tus palabras,
que incluso me excedí
en un arrebato de ambición
por pulir los ojos del corazón…
porque con cada regalo que yo te hacía;
oh, Olvido;
tus promesas florecían tramposas
en los jardines de la esperanza.

Pero el otoño se iba,
y con él se iban las pequeñas cositas que palpitaban
dentro de las marchitas expectativas…
y nada sucedió.

Porque al cabo de un tiempo,
me dí cuenta de que,
junto con cada cosa que decidí olvidar,
perdía también algo bueno,
pues cada mala experiencia te hace más fuerte,
te enseña algo nuevo y te orienta
por los oscuros y desconocidos caminos de la vida.

Pero ya era tarde.
Ahora ya es muy tarde
para reclamarle cosas al olvido.

Las fuerzas me han abandonado,
y no soy más que una necia torcida en un rincón,
una necia a la cual
la vida no le ha servido para nada
y de la cual ignora las mejores cosas.

SUS cosas.

Por eso, Olvido,
quiero que hagas algo por mí,
ya que no cumpliste con tu parte:

aprende tú de las valiosas cosas que te he dado,
así mi vida no ha sido tan en vano

abril 25, 2007 Posted by | Uncategorized | 3 comentarios

Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

abril 25, 2007 Posted by | Uncategorized | 1 comentario